Historia de la Medicina Argentina

Historia del Antiguo Hospital de Clínicas a través de sus cátedras (1881-1971)

Autor: Alfredo Buzzi
Editorial: Ediciones Médicas del Sur
Encuadernacion: Rústica
Páginas: 324
Medidas: 18 cm ancho x 26 cm alto
Lomo: 15 mm
Peso: 560 g
Idioma: Español
Publicacion: 2010

$ 310

$ 310
ELEGIR FORMATO Papel Formato papel.
Clear selection
Limpiar

Reseña:

En esta obra completísima, el Dr. Alfredo Buzzi, que fuera Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires y Decano de la Facultad de Medicina, realiza un profundo análisis de la evolución del más antiguo de los hospitales porteños, desde el primitivo Hospital de Hombres hasta el presente Hospital de Cínicas, en el periodo 1881-1971, a través de las personalidades que ocuparon sus cátedras.

Es una historia de los hombres que hicieron grande a este Hospital, que albergó a las máximas figuras de la medicina argentina a lo largo del tiempo.

Es así que los avances de profesión y la jerarquía de los logros obtenidos se encuentran personalizados en los personajes más trascendentes que desarrollaron su tarea cumpliendo una de las primeras obligaciones del médico, cual es la de transmitir sus conocimientos a sus alumnos.

En el libro están representados los maestros que crearon verdaderas escuelas consteladas de discípulos que, en muchos casos, se transformaron a su vez en maestros.

Ignacio Pirovano, Antonio Gandolfo y Jose Arce, que hicieron brillar la cirugía; Manuel Porcel de Peralta, Abel Ayerza, Luis Güemes y Mariano Castex que desarrollaron el pensamiento clínico y dejaron una frondosa cohorte de discípulos.

En la Semiología: Roberto Wernicke, Gregorio Araoz Alfaro, Tiburcio Padilla y Ernesto Merlo, dueños de una afiligranada técnica que transmitieron a muchas generaciones de estudiantes y de médicos.

En las especialidades: desde Manuel Blancas hasta Juan P. Garrahan, en Pediatría; Jaime Costa y Alfredo Lanari, en Radiología; Jacob de Tezanos Pinto, Enrique Bazterrica y Jose E. Molinari, fundadores de la Ginecología argentina, así como Manuel Balado y Ramón Carrillo, de la Neurocirugía; Cleto Aguirre y Jose Lagleyze, la Oftalmología, y Eliseo Segura, la Otorrinolaringología.

La obra es un homenaje al Hospital y a sus profesores; el Dr. Alfredo Buzzi es él mismo una parte de esa historia ya que comenzó como Practicante (uno de los capítulos recuerda al antiguo Pabellón de Practicantes), continuó como Residente en el Instituto de Semiología y culminó su carrera como Profesor Titular de Medicina Interna.

El autor es asimismo un reconocido Historiador de la Medicina y su conocimiento de la Medicina argentina es profundo, por lo cual el conjunto de la obra refleja también el contexto en el que se desarrollan los diversos capítulos, lo que se transparenta en la lectura de los temas tratados.

Los profesores biografiados lo son con retratos vividos y completos, en los que puede el lector tener una idea concreta de la personalidad y las obras de cada uno de ellos.

A pesar de este estudio exhaustivo y detallado, el libro se lee muy fácilmente merced al claro estilo en el que está escrito y a la fluidez del pensamiento y la pluma del autor.

Es notable asimismo la preocupación de Alfredo Buzzi por subrayar las condiciones intelectuales de los profesores historiados y, al mismo tiempo y en igual nivel, sus condiciones morales y espirituales que demuestran que todos, sin excepción, fueron también modelo de seres humanos y que no limitaron sus inquietudes al mero desarrollo de una profesión sino que sus miras estuvieron siempre en la superación del hombre y en el ejercicio de la abnegación y la caridad, entre otras virtudes.

Cuando un libro se realiza con conocimiento y con amor, como es el caso de la “Historia del Hospital de Clínicas a través de sus Cátedras”, la lectura se facilita ya que relata lo que está cerca de los sentimientos y las emociones del autor y de sus lectores.

A través de estas páginas se puede tener una visión cabal de las personalidades que ocuparon las cátedras del Hospital durante casi un siglo, de 1881 a 1971 y, en forma concomitante contemplar un retrato del propio autor, poseedor de una cultura de múltiples facetas, historiador riguroso, médico de acendrada vocación, profesor generoso y dedicado con pasión a la tarea docente que culmino con el rectorado de la Universidad de Buenos Aires y el Decanato de la Facultad de Medicina, su “Alma Mater” incorporada a toda su vida profesional.

Libros como el presente, no solo honran a su autor sino a todos los profesionales que ocuparon sus cátedras en el viejo Hospital de Clínicas ya que la historia finaliza con el traslado hacia el nuevo edificio que conllevó la destrucción del antiguo, en 1971.

A los que hemos pasado por el Hospital nos queda una deuda de gratitud con el profesor Buzzi; a la historiografía médica argentina la presencia de una obra de consulta imprescindible para tener un conocimiento cabal de lo que fue la Medicina argentina en uno de sus mementos más brillantes.

Manuel Luis Martí