la-higiene-y-los-higienistas-en-la-argentina-1880-1943
Historia de la Medicina Argentina

La higiene y los higienistas en la Argentina (1880-1943)

Autor: Norma Isabel Sánchez
Editorial: Sociedad Científica Argentina
I.S.B.N.: 9789509902718
Encuadernacion: Rústica
Páginas: 780
Medidas: 16 cm ancho x 23 cm alto
Lomo: 40 mm
Peso: 1060 g
Idioma: Español
Publicacion: 2007

$ 330

$ 330
ELEGIR FORMATO Papel Formato papel.
Clear selection
Limpiar

Reseña:

Es posible delinear en la historia de la medicina argentina, entre 1880 y 1943, dos momentos: uno, el higienismo, el otro el sanitarismo. Tal vez se trate de una mera disquisición teórica; aun así, útil para advertir algunas diferencias de matices, pues, sin ser antagónicos, exhibieron sus peculiaridades.

El propósito que guió a uno y otro fue mejorar la calidad de la salud de la población local. Los que participaron del primero, comenzaron haciendo de la higiene un tema recurrente, repetitivo machacón y encontraron en la falta o precariedad de esta, una gran parte de los males que se soportaban. Todo recurso fue útil para crear hábitos saludables, fueran formales o informales, fundamentalmente pensados para los pobladores de las zonas portuaria, pampeana o litoraleña. Después, se pusieron igual meta, pero acercando algunos beneficios al habitante del interior, del profundo medio rural.

Fue una labor de médicos, maestros, visitadoras de higiene y asistentes sociales, diversos profesionales y una multiplicidad de personas anónimas. A ellos se sumaron, con eficaz determinación, los políticos de turno. Pudieron exhibir algunos logros.

En un caso, las instituciones principales fueron el Departamento Nacional de Higiene (DNH), la Asistencia Pública y Administración Sanitaria (APyAS) y unas pocas más, como el Patronato de la Infancia (PADELAI), ubicadas en la hegemónica ciudad de Bs As.

Después se agregaron, como mínimo, otras tres: la MEPRA (Misión de Estudio de Patología Regional Argentina), el Instituto de Medicina Regional (MR) y la Dirección Regional del Paludismo del Noroeste Argentino (o Dirección General de Paludismo).

El higienismo, desarrollado principalmente entre 1880 y 1920, sintió una especial atracción por las dolencias urbanas y suburbanas (llámese tuberculosis, cólera y alguna más), sin olvidar las enfermedades infectocontagiosas y los problemas sanitarios que genera el conventillo o inquilinato, a lo que agregaron alta consideración por el alcoholismo.

Le gravitó, de manera clara, la visión positivista de la ciencia, con mirada biomédica y abierta a las consideraciones propias de la eugenesia. Hubo, fundamentalmente, investigación bacteriológica y parasitológica y una aceptación de la medicina pasteuriana.

El sanitarismo, incipiente en los anos de 1920 y afianzado para la década de 1940, reemplazo el repudio al conventillo, por el repudio al rancho, con alta preocupación por el tipo de tarea que lleva adelante el hombre de campo y su familia, el contacto con los animales y alimañas. Agrega al análisis médico, tibiamente al principio, las consideraciones culturales, educativas, económicas, políticas. Busca empalmes con los profesionales de áreas subcontinentales o continentales que trabajan problemáticas semejantes y tienen equivalentes preocupaciones. Afianza los lazos americanistas.

Más de un profesional colaboré en las dos etapas o bien empezó siendo higienista e insensiblemente paso a integrar la legión de los sanitaristas; tanto es así que algunos coparticiparon de ambos y, es posible, no tuvieron clara conciencia del pasaje. Coni, Mazza y Romaña/Alvarado, pueden ser presentados, solo como intento explicativo y no cerrado encasillamiento, como exponentes del higienismo, de la position bisagra y del incipiente sanitarismo.

Entre unos y otros comenzaron a hacer la Argentina higiénica, de cierta calidad de vida, demandante de beneficios de la salud, que el periodo posterior intentara afianzar.

 

INDICE:

Capítulo Primero: La enseñanza de la higiene en los establecimientos educativos de nivel universitario

Capítulo Segundo: La enseñanza de la higiene en los establecimientos educativos de nivel primario, medio y de las fuerzas armadas

Capítulo Tercero: Las instituciones nacionales y la higiene

Capítulo Cuarto: Delincuencia e higiene

Capítulo Quinto: Instituciones de la salud en la Capital Federal

Capítulo Sexto: Algunas entidades internacionales vinculadas a la higiene

Capítulo Séptimo: Algunas entidades de la sociedad civil relacionadas con el higienismo (1a. parte)

Capítulo Octavo: Algunas entidades de la sociedad civil relacionadas con el higienismo (2a. parte)

Capítulo Noveno: Higiene e inmigración

Capítulo Décimo: Higiene y enfermería

Capítulo Undécimo: La higiene y los alimentos (algunos anexos)

Capítulo Duodécimo: Trabajo, enfermedad e higiene

Capítulo Decimotercero: La higiene en los medios específicos y masivos de comunicación

Capítulo Decimocuarto: Algunos de los principales higienistas y sanitaristas

Capítulo Decimoquinto: La mujer y su cooperación con el higienismo

Capítulo Decimosexto: Conclusiones

Anexo: Leyes nacionales

Capítulo Decimoséptimo: El higienismo y el sanitarismo mendocino (1880-1943).

home-06
home-07
home-08